Categorías
Conceptos basicos del arte

Géneros pictóricos

Saber a qué géneros pictóricos pertenecen las obras de arte te permitirá ahondar en el significado de esta. No solo importan el color, la distribución de los elementos y las tensiones sino que es fundamental desde el comienzo determinar su contenido temático.

Como vimos en la guía para el análisis de una obra de arte es importante tanto observar la estructura compositiva general (composición, equilibrio, peso compositivo, tensiones y elementos plásticos) como enfocarse en el nivel de significación. Para abordar este último es indispensable diferenciar entre motivos artísticos, temas iconográficos y géneros pictóricos.

El género artístico es una especialización o división con criterios formales y temáticos en que se suelen categorizar las diversas artes. En artes plásticas, concretamente en pintura, se clasifican en cuanto a su contenido.

Los géneros pictóricos son:

  • Histórico. Religioso. Sacro. Mitológico. Alegoría. Relatos literarios.
  • Figura humana. Retrato. Autorretrato.
  • Paisaje. Marina. Fluvial. Paisaje estelar o nublado, lunar, urbano, aéreo, duro y paisaje onírico.
  • Naturaleza muerta. Bodegón. Vanitas.
  • Costumbrista.
  • Animalista.
Según Oscar Steimberg, la noción de género remite a:
  • un contenido temático o la combinación de algunos temas (paisaje, naturaleza muerta, etc), en relación a ciertos motivos y en referencia a una narración.
  • un componente retórico, que abarca tanto las categorías formales como los tratamientos de la representación. Estos elementos no pueden abandonarse sin quebrar las expectativas de reconocimiento (por ejemplo, la relación espacial entre los elementos de una naturaleza muerta o la absoluta preponderancia o
    aislamiento de la figura en el retrato).
  • un componente enunciativo múltiple que, sin embargo, el mismo género limita: en los modos de titular o firmar, pero también en las características de la representación o de la composición, más allá de la variación estilística.

Géneros pictóricos

Histórico

Escenas inspiradas en eventos de la historia antigua o reciente.

No representa exclusivamente acontecimientos históricos, sino que narra una historia.

Este género tradicionalmente se consideró como el  más importante y se las utilizó para narrar no lo que los hombres hacen sino lo que pueden llegar a hacer.

Dijo León Battista Alberti:

«La relevancia de un cuadro no se mide por su tamaño sino por lo que cuenta». 

Son subgéneros dentro de esta categoría el religioso, sacro, mitológico, alegoría y relatos literarios.

Pintura Religiosa

Representaciones de los textos sagrados, especialmente dentro de los tres monoteísmos:

  • cristianismo
  • judaísmo
  • islamismo
Adoración de los Reyes Magos (1619), de Diego Velázquez. Museo del Prado.

Sacro

Es el religioso que además tiene un destino litúrgico, ritual, tiene que servir para el culto divino, venera lo divino. Las representaciones más frecuentes son: María Santísima, El bautismo de Jesús, la muerte de Jesús, la crucifixión, Jesús resucitado, etc.

La ultima cena (1555 y 1562), de Juan de Juanes

Mitológico

La pintura mitológica se vale de figuras divinas que sirven para explicar el universo, el origen del mundo y los fenómenos naturales.

Se recurre a representaciones de los dioses clásicos con atributos para identificarlos. Por ejemplo Zeus-Júpiter es representado como un hombre con barba y un rayo, y Poseidón-Neptuno como un anciano con barba y un tridente en la mano. El propósito de estas pinturas no suele ser religioso, sino estético o intelectual.

Venus del espejo (1647-1651), de Diego Velázquez

Alegoría

Presenta un sentido moralizante, representando virtudes humanas como La Justicia o la Fortaleza. Los hechos se representan de forma simbólica más que narrativa. Por ejemplo, una mujer con balanza y espada es una representación de la Justicia.

Alegoría de la Justicia y la Paz (1753 – 1754), de Giaquinto Corrado.

Figura humana

Este género pictórico tiene como motivo principal la representación del cuerpo humano. Dentro de este género es posible encontrar los siguientes subgéneros: retrato y autorretrato.

Retrato

Muestra las cualidades físicas y psíquicas de una persona  (no debe ser el autor). Predomina la cara y su expresión. Se pretende mostrar las semejanzas formales, de personalidad e incluso el estado de ánimo de ese individuo.

La joven de la perla (1665), de Johannes Vermeer. Géneros pictóricos.

Autorretrato

Es el retrato del propio autor, es decir de la misma persona que lo realiza. Es necesario que el artista conozca a la perfección su rostro, su expresión y su personalidad, por lo cual  es considerado uno de los ejercicios de análisis más profundos que puede hacer un pintor.

Autorretrato con Mono (1938), de Frida Kahlo.

Paisaje

Plasma escenas del entorno geográfico de la naturaleza, tales como montañas, valles, árboles, ríos y bosques. Generalmente incluye el cielo y las condiciones atmosféricas.

Paisaje en Port-Villez (1883), de Claude Monet.

Existen distintos subgéneros de paisaje: marinas, paisajes fluviales, estelares, lunares, urbanos, duros, aéreos y oníricos.

Marina

Muestra océanos, mares o playas.

Trasmundo (1955), de Remedios Varo.

Paisaje fluvial

Composiciones con ríos o riachuelos.

Vista del río con botes de remos (1887), de Vincent van Gogh.

Paisaje estelar o nublado

Son pinturas que tienen como tema central las nubes y diferentes tipos de condiciones atmosféricas.

Paisaje bajo un cielo agitado (1889), de vincent van Gogh.

Paisaje lunar

Visión de la luna en la Tierra.

Luna, Hernández, Nuevo México

Paisaje urbano

Ilustra ciudades, la urbe.

Patio del cantero (1765), de Antonio Canaletto.

Paisaje duro

Escenas con calles pavimentadas, y grandes complejos de industria.

Yendo a trabajar (1943), de Laurence Stephen Lowry.

Paisaje aéreo

Muestra la superficie terrestre arriba, especialmente desde aeroplanos. Cuando el punto de vista es muy pronunciado hacia abajo, no se aprecia el cielo. Este subgénero puede combinarse con otros.

Mapa de la pequeña tierra (1978), de Juan C. Savater.

Paisaje onírico

Busca la visión psicoanalítica de la mente como espacio tridimensional. Normalmente esto va ligado al surrealismo.

El jardín de las delicias Panel central (1503-1504), de Hieronymus Bosch.

Naturaleza muerta

Representación de objetos de la naturaleza como frutas, flores, plantas, rocas o caracoles, entre otros.

Bodegón

Suele mostrar un interior, que puede ser de una habitación, una mesa o la cocina, donde se disponen una serie de elementos naturales inertes como por ejemplo frutas, verduras, carnes y pescados y objetos hechos por el hombre, como utensilios de cocina, antigüedades, libros, joyas, monedas, pipas o instrumentos musicales.

Bodegón con cebollas (1895-1900), de Paul Cézanne.

Vanitas

Designa una categoría particular de bodegón, de alto valor simbólico: fragilidad, brevedad de la vida, el pasar del tiempo, muerte.

La modalidad de la vanitas alcanzó un especial desarrollo durante el Barroco. Su denominación procede de un pasaje del Eclesiastés Vanitas vanitatum omnia vanitas (Vanidad de vanidades, todo es vanidad) y se usó pictóricamente para introducir una reflexión sobre la fugacidad de la vida y la inutilidad de los placeres mundanos ante la certeza de la muerte.

Vánitas (1640 – 1645), de Jacques Linard

Uno de los objetos más corrientes es el cráneo humano. También suelen encontrarse frutas pasadas (símbolo de la decadencia por el paso del tiempo); las burbujas (simbolizan la brevedad de la vida y lo repentino de la muerte); el humo; relojes, en especial de arena (para marcar la brevedad de la vida); e instrumentos musicales (símbolos de la brevedad y la naturaleza efímera de la vida).

Pintura Costumbrista

Refleja los usos y costumbres de la sociedad referidos a una región o país concreto, son escenas cotidianas en interiores y/o exteriores. Dentro de este género son típicas las escenas de baile y juegos.

El buen pastor (1660), de Bartolomé Esteban Murillo

Pintura Animalista

Imágenes de animales, ya sean reales o fantásticos

El perro y la picaza (1636-1638), de Paul de Vos.

 

4 respuestas a «Géneros pictóricos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *